Diario

14 Mayo 2.011: Madrid - Zurich - Estambul

Salimos de Madrid en hora puntual de camino a Zurich, la llegada a la capital Suiza se demora un poco por problemas de cogestión de tráfico aéreo. Me doy un paseo rápido por la terminal de Zurich para coger el otro vuelo que me llevará a Estambul.Atardecer en el bósforo

Llegamos a Estambul en la hora programada, la entrada a la ciudad nos brinda unas bonitas fotos de la ciudad, que no recordase que fuera tan grande. Bueno ya hace como 10 años desde mi primera visita a Constantinopla.
Después de hacer los trámites del visado, previo pago de 15€, recojo la mochila y me desplazo al metro de Estambul donde compro dos token (1,75 Tly c/u) que serán los que me harán falta para llegar al muelle de Eminönü. Me bajo en la estación de metro de Zeytinburmu donde cambio al servio de tranvía, previo pago de otro token. El paseo en tranvía hasta el bósforo, que va atestado de gente, me recrea la vista y trae a mi mente la primera visita a esta ciudad. Todo sigue igual aunque veo la zona mucho más cuidad y un aumento del turismo que transita por las calles del barrio del sunltanament.

Llego al bósforo, me detengo un poco allí y disfruto del trasiego de barco, los pescadores a orillas del bósforo junto al olor a pescado frito no puedo resisitirme en capturar algunas istantáneas y decirme a mi mismo,estoy de nuevo en Estambul!. Localizo el barco que me llevará a Kadiköy, en el lado asíatico de Estambul.
Desde la parte asíatica disfruto de una bonita puesta de sol de la parte europea de Estambul. Localizo en la caótica estación de guaguas de kadiköy el transporte que me llevará al otro aeropuerto de Estambul, Sabiha Gökcen. La guagua es la nº E-10 (2 Tly), el trayecto en guagua se realiza en apenas 45', casualidad cogé el expreso, normalmente el trayecto normal dura casi 2 horas dándote un buen paseo por la ciudad.

Llegamos casi de noche al moderno SAW, donde no hay mucho que hacer ni ver, algunas tiendas y pequeños restaurantes. Deambulo por la terminal buscando algún lugar donde pueda dormir un poco, pero no hay gran cosa. Al final en la terminal de llegadas encuentro unos banco donde echar una cabezadita hasta las 5:00a.m. que saldrá mi vuelo a Malatya.

15 Mayo 2.011: Estambul - Malatya

Después de haber pasado una noche, no del todo buena, y es que no hay un dichoso lugar donde poder dormir en el SAW, como si lo hubiera hecho a posta, oiga!.
Salimos de madrugada 6:00am. en un airbus 320 casi completo de pasaje, afortunadamente pude dormir un poco en el trayecto. Llegamos al diminuto aeropuerto de Malalya, tras recoger la mochila me monto una en una guagua (9 tly) que me llevará al centro de en unos 40'.

Es muy temprano y apenas hay gente deambuelando por las calles buscando un alojamiento, al final encuentro lo que parece una residencia de estudiantes. Una habitación con baño compartido por 20 Tly a 5' de la plaza principal. Después de dejar la mochila me dispongo a pasear por la ciudad, encuentro un mercadillo de ropa, fruta y verdura. En dicho mercado me llama mucho la atención la disposición de toda la fruta y verdura, toda es colocada y limpiada una a una. No puedo dejar pasar el instante y plasmo lo que estoy viendo con una instantánea. Siguiendo con mi paseo me dejo caer por la zona donde trabajando el cobre, auténticas joyas hechas a mano, en uno de los puestos soy invitado a tomar un té y conversar. Al final el té se convirtió en varios más, todo ello regado con una agradable conversación con el hijo, que me servia de traductor entre inglés kurdo y lenguaje de signos. La sensaciones son muy buenas, esta gente no sabe lo que hacer por complacer a que sea su invitado, a veces me siento un poco incómodo con estas situaciones. Me despido de padre e hijo, agradeciendo el tiempo que han estado conmigo y sus ofrecimientos.

Después de una media tarde regada con varios chais, me acerdo al pueblito de Yegilbur en microbus, unos 11 kms de Malatya. El pueblo está lleno de casas antiguas de madera, la gente está alrededor de la plaza principal. Los mayores juegasn al backgammon mientras toman té y ven pasear a sus vecinos. Tras un ratito en el pueblo y tomarme mi primer döner kebak en la calle me dispongo de regresar, la noche en el aeropuerto está pasando factura.

16 Mayo 2.011: Malatya

Me levantato tardes y después de tomarme entr pecho y espalda una çorba (sopa) con pan, que me sentó genial. Paseo por el centro de la ciudad mientras busco el punto de información turistica de la ciudad. Al final en medio de un parque, entre las sillas de un restaurante se encontraba un señor mayor que resueltó ser el informador. Me invita a un té, mientras le consulto la mejor manera de llegar a Nemrut, parece que no es sencillo. Me ofrece un tour que me llevará a Nemrut a ver el atardecer y amanecer con una noche de hospedaje. No está mal de precio, pero no me parece atractiva la opción que ir dos veces al mismo lugar, además que tendría que esperar un día, puesto que el tour de ese día ya habia salido con un grupo de extranjeros.
Me despido del agradable hombre, agradeciéndole la información que me ha facilitado y me acerdo a un jardín de té (çay bahçesi), en un interior hay multitud de hombre, por no decir que es territorio enminentemente masculino. Muchos juegan el backgammon, otros charlan con amigos mientras comparten un çay, el ambiente es muy relajado. Lo más curioso fue ver tres hombres con sus chaquetas y dulces que aprovechan para hablar sobre el dia mientras se toman el té, les limpian los zapatos. Parece que es algo habitual en el lugar, por fuera del jardín de té hay varios puestos de limpia zapatos, funcionan de la siguiente manera les dejas tus zapatos y a cambio de dan una zapatillas, al finalizar la limpieza te devuelven tus zapatos maqueados tras el pago del servicio, mientras tanto los dueños de los zapatos bien juegan al backgammon, ven la televisión o charlan con algún amigo mientras toman té.

Después de un ratito en la casa del té, me acerco a Batagassi, donde quedan en pie resto de una muralla que protegia la ciudad, la verdad que me esperaba algo más de la muralla, que casualidad le estaban lavando la cara. Deambuelo por el pueblo y regreso a Malatya donde paso el resto de la tarde en la casa del té, donde conozco a un señor mayor con quien comparto un té. Me llama la atención como ese lugar es punto de encuentro entre amigos y simplemente la gente se acerca para compatir una partida de backgammon o simplemente comentan alguna noticia que emite la televisión. Sin decir que tiene que en todo el tiempo que pase en el jardín de té vi una mujer sentarse y disfrutar de ese lugar, sólo vi una mujer cruzar por el jardín que además fue bastante rapidita en atravesar el parque. Mañana será otro día, me idea es acercarme a Nemrut, para lo cual lo más interesante es llegar hasta Katha.

[Atrás] [día 17]