Diario

16 Agosto 2.010: Madrid - El Cairo - Kuala Lumpur

Llegamos a el Caito después de 4 horas y media de vuelo, nada más pisar la terminal se respira el caos y en entropia. Todos los vuelos en conexión pasar por un sólo control que hacen que se formen largas colas.
Tras pasar el control de billetes, pasaporte y revisar en el escaner todo el equipaje de mano paso a la terminal satélite donde hay muchos africanos y musulmanes. Estos últimos parecen que van de peregrinación a la Meca, por la vestimenta que llevan consigo.

Después de localizar el vuelo que sale dos horas demorado, entablo conversación con un chico Malayo que estudia en Egipto, según me explica es una cosa habitual entre los malayos.

Tras 10 horas de vuelo con Egyair llegamos a Kuala Lumpur, tras pasar el control de pasaporte pillo el KLIA express (45 Ringit) 45' me planto en KL sentral. Es un día lluvioso y está casi anocheciendo, por lo que opto por la opción de un taxi (25 Ringit) que me dejará en Golden triangle.
Deambulo por la zona hasta que encuentro un alojamiento en el Bintang guest house, al más estilo mochilero pero en habitación propia con baño compartido.

A pesar de las horas de vuelo, siendo las ganas de pasear por la ciudad así que me paseo por la ciudad hasta llegar a las torres petronas, allí conozco a una pareja de Najing muy simpáticos. Regreso al hospedaje, y tras ducharme me pego una ducha para poder descansar, ya ha sido sufiente para el día.

17 Agosto 2.010: Kuala Lumpur

Son las 7.00am y ya estoy en planta, el jetlap está presente en mi cuerpo. Paseo por china town y aún no se ve nadie por la calle, esta parte de la ciudad tiene vida por la noche para un mercadillo de falsificaciones de todo tipo. Sigo paseando por el barrio y llego a un templo chino desde donde tengo una magnífica vista del laberinto de carreteras a distintos niveles que es KL.
Sigo el paseo hasta una mezquita muy moderna donde un joven malayo me come la cabeza con el islam, desde allí me dirijo a little India, donde me mente regresa a Kerala. Todo lo que rodea esa zona de la ciudad se respira incienso y flores de colores para los templos Indús.

Después de hacer un alto en el camino en India, me acerco a la torre de comunicaciones de KL, la tercera más alta del mundo, desde donde tengo una mágnifica vista de la urbe de Kuala Lumpur. Después de la visita, es hora de comer así que pruebo la comida China, que nada tiene que ver con el concepto occidental, muy rica.

Ya entrada la tarde-noche me voy un paseo por el barrio chino, ahora ya parece otra cosa, sientos de puestos se han adueñado de la calle principal. Por donde quieras que miras hay ropa, relojes todo falsificado, trucho como dirian los argentinos. Parece una copia de Kao sand road en Kangkok pero en sus origenes.

18 Agosto 2.010: Kuala Lumpur - Tanah Rata

Afortunadamente ya se me está pasando el efecto sedante del desfase horario, recojo las cosas y me planto, en guagua local, a una de las estaciones de guaguas donde salen los transportes hasta Tanah Rata. La estación es una carpa donde están todas las oficinas de los transportistas, nada más bajar de la estación una avalancha de personas nos interrogan para averiguar cual será nuestro destino.
Yo pregunto por Tanah Rata y seguidamente me llevan a un mostrador, está será la tónica habitual en todo el país. Mucha gente en la estación cobra una comisión a la compañia por traerles clientes seas local o extranjero. Sinceramente nos soluciona mucho el problema de logistica y el precio es irisorio.

Esperamos casi una hora hasta que el chófer se pone en marcha, la verdad que es todo un personaje digno de describir. En el interior de la guagua hay un cartel que dice 'Advice me if I'm speeding', un poco de guasa pues la guagua casi va a pedales, así que nos pegamos unas 5 horas en llegar al remanso de paz y fresco que es Cameron highlands.
En la misma estación me ofrecen un hospedaje por 12 Ringit, con baño compartido y habituación tipi zulo.

Deambulo por la ciudad, que no es muy grande y pillo un mapa un poco escueto con la red de senderos de la zona. Estoy intentando ubicarme con el mapa mientras me protejo de la lluvia intensa que está cayendo. Al ratito una chica que vino en la misma guagua que yo, se acerca a mi y se presenta. Me pregunta si voy a hacer una ruta de senderismo, al final terminamos comiendo juntos mientras hablamos de lo que podemos hacer al día siguiente. Quedamos para compartir un pateo juntos al dia siguiente, en la selsa es mejor ir acompañado.

[Atrás] [Día 19]